Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to urologia-Maxi

Advanced Urology Service:

Padecimientos Urológicos

Detalle de las enfermedades más comunes

El antígeno prostático y cáncer de próstata

Hoy en día, el cáncer de próstata (CaP) se considera uno de los problemas médicos más importantes a los que se enfrenta la población masculina. En Europa, el CaP es la neoplasia sólida más frecuente, con una incidencia de 214 casos por 1.000 varones, superando en número a los cánceres de pulmón y colorrectal. Además, el CaP constituye actualmente la segunda causa más frecuente de mortalidad por cáncer en los varones. Además , desde 1985, se ha producido un ligero aumento del número de muertes por CaP en la mayorÌa de las naciones, incluso en países o regiones en los que el CaP no es frecuente.

El CaP afecta a los varones ancianos con mayor frecuencia que a los jóvenes. Por consiguiente, supone un mayor problema de salud en los países desarrollados, ya que cuentan con una mayor proporción de varones ancianos. Así, alrededor del 15 % de los cánceres en varones son CaP en los países desarrollados, en comparación con el 4 % en aquellos en vías de desarrollo. Conviene señalar que hay notables diferencias regionales en las tasas de incidencia de CaP. Por ejemplo, en Suecia, donde existe una esperanza de vida prolongada y la mortalidad por enfermedades relacionadas con el tabaco es relativamente pequeña, el CaP es la neoplasia maligna más frecuente en los varones, de modo que representa el 37 % de todos los casos nuevos de cáncer en 2004.

El Antígeno prostático especifico es una serina proteasa afín a la calicreÌna que producen casi exclusivamente las células epiteliales de la próstata. A efectos prácticos, tiene especificidad de Órgano , pero no de cáncer. Por tanto, las concentraciones sericas pueden aumentar en presencia de hipertrofia benigna de próstata (HBP), prostatitis y otras enfermedades no malignas. El valor de PSA como variable independiente es un mejor factor predictivo de cáncer que los hallazgos sospechosos en el Tacto rectal o la Ecografia transrectal.

Cáncer de testículo

El cáncer de testículo representa entre el 1 % y el 1,5 % de las neoplasias masculinas y el 5 % de los tumores urológicos en general, con aparición de 36 casos nuevos por 100.000 varones y año en la sociedad occidental. El cáncer de testículo afecta generalmente a varones jóvenes que se encuentran en el tercer o cuarto decenio de la vida. Normalmente aparece como una masa unilateral indolora en el escroto o como el hallazgo casual de una masa intraescrotal.

En el 20 % de los casos aproximadamente, el primer síntoma consiste en dolor escrotal y hasta el 27 % de los pacientes con cáncer de testículo manifiesta dolor local. En cerca del 10 % de los casos, un tumor testicular remeda una orquiepididimitis, con la demora consiguiente del diagnóstico correcto. Ha de realizarse una ecografÌa en todo caso dudoso.

La exploración física revela las características de la masa y siempre debe llevarse a cabo junto con una exploración general a fin de detectar posibles metástasis a distancia (supraclaviculares), una masa abdominal palpable o ginecomastia. En todos los pacientes con una masa intraescrotal debe efectuarse un diagnóstico correcto.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil (impotencia) y la eyaculación precoz son los dos síntomas principales en la medicina sexual masculina. Los nuevos tratamientos por vía oral han cambiado completamente el abordaje diagnóstico y terapéutico de la disfunción eréctil. La erección es un fenómeno neurovascular sometido a control hormonal. Consiste en la dilatación arterial, relajación del músculo liso trabecular y activación del mecanismo veno oclusivo de los cuerpos cavernosos.

La DE se ha definido como la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente para permitir un rendimiento sexual satisfactorio. Aunque la DE es un trastorno benigno, afecta a la salud física y psicosocial y tiene una repercusión importante en la calidad de vida de quienes la sufren, asÌ como de sus parejas y familias. La DE comparte factores de riesgo comunes con las enfermedades cardiovasculares (por ejemplo, falta de ejercicio, obesidad, tabaquismo, hipercolesterolemia y síndrome metabólico), algunos de los cuales pueden modificarse.

Cáncer renal

El CR representa el 2 %-3 % de todos los cánceres y su incidencia máxima se da en los países occidentales. En general, durante los dos últimos  decenios y hasta hace poco se ha producido un incremento anual próximo al 2 % de la incidencia en todo el mundo. El CR es la lesión sólida más frecuente en el riñón y representa aproximadamente el 90 % de todos los tumores renales malignos. Engloba diferentes tipos de CR con características histopatologicas y genéticas específicas. Hay un predominio 1,5:1 de los varones sobre las mujeres y la incidencia máxima tiene lugar entre los 60 y 70 años de edad. Entre los factores etiologicos figuran factores relacionados con los hábitos de vida como tabaquismo, obesidad e hipertensión arterial. Debido a la mayor detección de tumores mediante técnicas de imagen, como ecografia y tomografia computarizada (TC), ha aumentado el numero de CR diagnosticados de manera fortuita.

Estos tumores son, con más frecuencia, de menor tamaño y se encuentran en un estadio o etapas muy tempranas de la enfermedad. Muchas masas renales son asintomáticas y no palpables hasta las ultimas fases de la enfermedad. En la actualidad, más del 50 % de los CR se detectan de manera fortuita al emplear pruebas de imagen para investigar diversos complejos sintomáticos inespecÌficos. La tríada clásica de dolor en la fosa renal, hematuria microscópica y masa abdominal palpable es poco frecuente en la actualidad (6 %-10 %).

Vasectomía

La vasectomía es un método eficaz de esterilización quirúrgica masculina permanente. Antes de la vasectomía, la pareja debe recibir información exacta sobre sus riesgos y beneficios. Existen diversas técnicas disponibles para la vasectomía. El abordaje menos invasor es la vasectomía sin bisturí, que se asocia a una tasa baja de complicaciones. La técnica de oclusión más eficaz es la cauterizacion  de la luz de los conductos deferentes con interposición de fascia.

La mayorÌa de las técnicas pueden llevarse a cabo de forma segura bajo anestesia local o sedación en régimen ambulatorio. No se ha comprobado la existencia de posibles efectos sistemicos de la vasectomía, como aterosclerosis, y no hay datos de un incremento significativo de enfermedades sistemicas después de la vasectomía. En los varones sometidos a una vasectomía no se ha detectado un aumento de la incidencia de cáncer de próstata. Entre las complicaciones locales agudas asociadas a la vasectomía figuran hematoma, infección de la herida y epididimitis hasta en el 5 % de los casos. Las posibles complicaciones a largo plazo (por ejemplo, dolor testicular crónico deben comentarse con el paciente antes de la intervención.

Cuando se aplica una técnica de oclusión eficaz, el riesgo de recanalizacion después de la vasectomía debería ser 1 %. Tres meses después de la vasectomía no deberían detectarse espermatozoides móviles. 

Trasplante renal

Un trasplante renal es una operación en la cual una persona a la que ya no le funcionan sus riñones recibe un nuevo riñón para llevar a cabo el proceso de eliminación de sustancias tóxicas de la sangre, así como el exceso de agua que se acumula en algunos pacientes. Existen dos tipos: donador vivo o sea entre parientes, en caso de no existir parentesco, la ley establece que de demostrarse que existe afinidad emocional, ausencia de intereses económicos, de por medio y que la donación es altruista, puede procederse a estudio y se requerirá presentar una carta de consentimiento ante notario publico. En el donador cadavérico son personas con muerte cerebral pero que su corazón y resto de órganos siguen funcionando normalmente. Hay una lista para los pacientes que no tiene donador vivo y que están dispuestos a esperar que haya un donador cadavérico, sin embargo esta espera puede ser de varios años. 

Esfínter Urinario Artificial

La cirugía prostática puede ocasionar incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de orina). El tratamiento de elección para esta enfermedad, consiste en la colocación de un esfínter urinario artificial, el cual suplirá la función del músculo que era responsable de evitar dichas fugas. Esta cirugía requiere de personal altamente entrenado, y en Médica Sur contamos con un equipo formado en uno de los mejores centros a nivel mundial, único en nuestro país.

Neuromodulación sacra

En pacientes con alteraciones funcionales del tracto urinario como incontinencia por vejiga hiperactiva que han fallado a otros tratamientos, existe una excelente opción de manejo, la colocación de un "marcapasos a la vejiga" que busca reestablecer el control sobre la misma, en nuestro servicio contamos con médicos altamente capacitados en este procedimiento. 

Si requieres de atención conoce el servicio clínico de Urología Avanzada. Nos encontramos en la planta baja de la Torre I de Especialidades Médicas, en el Hospital Médica Sur Tlalpan. Para cualquier duda, también puedes comunicarte con nosotros al correo electrónico: contactanos@medicasur.org.mx