Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to neurologia_y_neurocirugia

Clínica de Enfermedad Cerebrovascular:

Qué son las enfermedades cerebrovasculares

Enfermedad cerebrovascular isquémica

Aproximadamente 85% de las enfermedades cerebrovasculares son isquémicas y ocurren cuando las arterias que llevan sangre al cerebro se hacen angostas o se bloquean, causando una disminución severa o interrupción del flujo sanguíneo, conocida como isquemia. Las causas más comunes incluyen:

  • Eventos trombóticos: un infarto trombótico ocurre cuando un coágulo (también llamado trombo) se forma en alguna de las arterias que llevan sangre al cerebro. El coágulo puede estar formado por depósitos de grasa en las arterias o por otras alteraciones que impiden o limitan seriamente el paso de la sangre.
  • Eventos embólicos: un infarto embólico ocurre cuando un coágulo u otros desechos se forman lejos del cerebro –más comúnmente en el corazón– y viajan a través del flujo sanguíneo para alojarse en las arterias cerebrales más delgadas, tapándolas. Este tipo de coágulos se denomina émbolo.

Enfermedad cerebrovascular isquémica transitoria (mini infarto o micro infarto cerebral)

El ataque isquémico transitorio (AIT) también conocido como mini infarto cerebral o micro infarto cerebral es causado por una disminución temporal (menor a 5 minutos) del flujo de sangre a alguna área del cerebro. Estos ataques no dejan ninguna alteración permanente en el cerebro ya que el bloqueo es temporal.

Sin embargo, es necesario buscar ayuda médica incluso cuando los síntomas parezcan desaparecer, porque un ataque isquémico transitorio revela que la persona que lo sufre tiene un riesgo mucho mayor de padecer un infarto cerebral completo, con daño cerebral irreversible y permanente. Si has tenido un ataque transitorio, es muy probable que exista una arteria más angosta o bloqueada parcialmente, o que el corazón esté enviando pequeños émbolos hacia el cerebro.

Además, más de la mitad de las personas cuyos síntomas parecen desaparecer, están de hecho sufriendo un infarto con daño cerebral. Por eso, en caso de duda, lo mejor es acudir a Urgencias con rapidez.

Enfermedad cerebrovascular hemorrágica

Los infartos hemorrágicos ocurren cuando un vaso sanguíneo en el cerebro presenta “fugas” o se rompe y sangra. Los tipos de infartos hemorrágicos incluyen:

  • Hemorragia intracerebral: los vasos sanguíneos en el cerebro se rompen y derraman sangre sobre el tejido cerebral que está alrededor, causando daño en las neuronas de esa área y en aquellas que están más allá de la zona de sangrado, ya que les deja de llegar sangre y por lo tanto sufren daño también. La hipertensión arterial descontrolada, golpes, malformaciones vasculares y el uso de anticoagulantes pueden ser, entre otras, la causa de estos sangrados.

  • Hemorragia subaracnoidea: una arteria en la superficie o cerca de la superficie del cerebro sangra y derrama la sangre en el espacio que existe entre la superficie del cerebro y el cráneo. Es común que el sangrado se presente con un súbito e intenso dolor de cabeza. Esta hemorragia generalmente es causada por la ruptura de imperfecciones de las arterias conocidas como aneurismas. Después de la hemorragia los vasos sanguíneos en el cerebro pueden ensancharse y angostarse de forma errática (efecto conocido como vasoespasmo) lo que puede causar mayor daño cerebral al limitar aún más el flujo sanguíneo hacia otras zonas.