Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Tratamientos

El tratamiento de emergencia depende del tipo de enfermedad cerebrovascular que esté sufriendo: isquémica o hemorrágica.

Tratamiento de enfermedades cerebrovasculares isquémicas

El tratamiento de una enfermedad cerebrovascular isquémica consiste en el desbloqueo del flujo sanguíneo en el área afectada lo más pronto posible.

Tratamiento urgente con medicamentos

Es una terapia con medicamentos que deshacen los coágulos. Es intravenosa y debe iniciar dentro de las primeras 3 horas del inicio de la enfermedad. Cuanto antes se aplique esta terapia, mayores serán las posibilidades de sobrevivir y menores las consecuencias que deje el infarto.

Algunos de los medicamentos incluyen:

  • Aspirina: esta medicina se da inmediatamente en el área de urgencias para reducir el riesgo de tener otro infarto cerebral. La aspirina ayuda a prevenir la formación de coágulos.
  • Activador del plasminógeno tisular intravenoso: algunas personas se pueden beneficiar de la administración de este medicamento, también llamado ALTEPLASE. Se administra por inyección intravenososa dentro de las primeras 4 horas y media desde el inicio de los síntomas. Es un potente fármaco para disolver coágulos.

Tratamiento urgente mediante procedimientos médicos

Dependiendo de las características del coágulo, algunos casos necesitan ser tratados con procedimientos que deben realizarse tan pronto como sea posible.

  • Aplicación de un medicamento activador del plasminógeno tisular directamente en el cerebro, mediante la inserción de un catéter muy delgado en la ingle que es llevado hasta el área bloqueada.
  • Retiro mecánico del coágulo: algunos coágulos necesitan ser retirados directamente mediante un catéter.

Otros procedimientos

En algunos casos es necesario realizar procedimientos para ensanchar las arterias afectadas por depósitos de grasa, a fin de que permitan el paso de sangre y disminuyan el riesgo de sufrir nuevos infartos cerebrales. Los más comunes son:

Endarterectomía carotídea
Es una cirugía para retirar la placa de una arteria o vaso sanguíneo afectado. Se realiza una pequeña incisión en el vaso en cuestión y se remueve la grasa que causa el bloqueo. El vaso es reparado con un parche. Este procedimiento puede reducir el riesgo de infarto isquémico, pero también tiene riesgos, especialmente en pacientes con enfermedades cardiacas u otras alteraciones médicas.

Stents y angioplastias
En una angioplastia se accede a las arterias carótidas (ubicadas en el cuello) insertando un catéter en la ingle para llevarlo al área afectada, en donde se realiza la expansión de la arteria inflando y desinflando un balón a fin de comprimir la placa hacia los lados. Posteriormente se coloca un stent para mantener soporte en la arteria que se acaba de abrir.

Tratamiento de enfermedades cerebrovasculares hemorrágicas

El tratamiento de emergencia en el caso de las enfermedades cerebrovasculares hemorrágicas consiste en controlar la hemorragia y reducir la presión en el cerebro, así como disminuir riesgos de nuevos eventos en el futuro.

Medidas de emergencia

En el caso de pacientes que estén en tratamiento con medicamentos para prevenir la formación de coágulos (como warfarina, clopidogrel) se hace necesario tomar medidas para contrarrestar su efecto, como administrar nuevos medicamentos o realizar la transfusión de derivados sanguíneos. También puede ser necesario administrar otros medicamentos para disminuir la presión adentro del cráneo, equilibrar la presión arterial, o prevenir el vasoespasmo y crisis convulsivas.

Una vez que la hemorragia en el cerebro se ha detenido, el tratamiento generalmente es de soporte mientras el organismo absorbe la sangre. Si el área de sangrado es grande, los médicos pueden realizar una cirugía para remover el coágulo del cerebro.

Reparación quirúrgica de los vasos sanguíneos

La cirugía puede ser usada para reparar los vasos sanguíneos causantes de la enfermedad cerebrovascular hemorrágica. Se emplea alguno de los siguientes procedimientos dependiendo de la causa que originó la hemorragia.

  • Clipaje quirúrgico: se coloca un pequeño clip en la base del aneurisma para impedir que la sangre fluya hacia él. Este clip puede evitar que el aneurisma se rompa causando una nueva hemorragia.
  • Embolización endovascular (coiling). En este procedimiento se inserta un catéter desde la ingle que se lleva hasta el área dañada por un aneurisma (defecto en un vaso sanguíneo que lo hace propenso a romperse); ahí se repara colocando una pequeña espiral de metal blando, conocida como coil que impide el paso de sangre al aneurisma.
  • Retiro quirúrgico de malformaciones arteriovenosas. Estas malformaciones son defectos del sistema vascular que parecen marañas de arterias, venas y capilares, que pueden romperse y causar una nueva hemorragia.
  • Radiocirugía esterotáxica Gamma Knife. En Médica Sur contamos con un equipo de tecnología de punta que mediante radiación mínimamente invasiva puede reparar las malformaciones arteriovenosas y los aneurismas.