Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Causas

Se desconoce la causa exacta de la neuritis óptica. Se cree que aparece cuando el sistema inmunitario ataca por error la sustancia que cubre el nervio óptico (mielina), lo que produce inflamación y daños en la mielina.

Normalmente, la mielina ayuda a transmitir rápidamente los impulsos eléctricos del ojo al cerebro, donde se convierten en información visual. La neuritis óptica perturba este proceso y afecta la visión.

Las siguientes enfermedades autoinmunitarias con frecuencia se asocian con la neuritis óptica:

Hombre en silla de ruedas.

  • Esclerosis múltiple. La esclerosis múltiple es una enfermedad en la que el propio sistema autoinmunitario ataca la vaina de mielina que cubre las fibras nerviosas del cerebro y de la médula espinal. En el caso de personas con neuritis óptica, el riesgo de padecer esclerosis múltiple después de un episodio de neuritis óptica es de aproximadamente 50% durante toda la vida.

    El riesgo de sufrir esclerosis múltiple después de tener neuritis óptica aumenta todavía más si una exploración por imagen de resonancia magnética (IRM) muestra lesiones en el cerebro.
  • Neuromielitis óptica. En el caso de esta afección, la inflamación se vuelve a producir en el nervio óptico y en la médula espinal. La neuromielitis óptica es similar a la esclerosis múltiple, pero no provoca lesiones en los nervios del cerebro con tanta frecuencia como la esclerosis múltiple.

Otros factores que se han relacionado con la aparición de la neuritis óptica incluyen:

  • Infecciones. Algunas infecciones bacterianas, como la enfermedad de Lyme, la enfermedad por arañazo de gato y la sífilis, o provocadas por virus, como el sarampión, la parotiditis (paperas) y el herpes, pueden causar neuritis óptica.
  • Otras enfermedades. Enfermedades como la sarcoidosis y el lupus pueden causar episodios recurrentes de neuritis óptica.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos se han vinculado con la aparición de la neuritis óptica. Entre ellos, se incluyen la quinina y algunos antibióticos.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la neuritis óptica incluyen:

  • La edad. La neuritis óptica afecta con mayor frecuencia a adultos de entre 20 y 40 años.
  • El sexo. Las mujeres son mucho más propensas a padecer neuritis óptica que los hombres.
  • Las mutaciones genéticas. Ciertas mutaciones genéticas podrían aumentar el riesgo de sufrir neuritis óptica o esclerosis múltiple.

Siguiente: complicaciones de la neuritis óptica →

 

Contenido: Mayo Clinic.