Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to neurologia_y_neurocirugia

Neuritis óptica:

Diagnóstico

Diagnóstico

Es probable que consultes con un oftalmólogo para un diagnóstico, lo que generalmente se basa en tu historia clínica y un examen. Probablemente el oftalmólogo te haga los siguientes exámenes oculares:

  • Examen ocular de rutina. El oftalmólogo te examinará la visión y la capacidad de percibir colores, y te medirá la visión periférica (lateral).
  • Oftalmoscopia. Durante este examen, el médico te ilumina el interior del ojo con una luz brillante y examina las estructuras en la parte posterior del ojo. En esta prueba ocular, se evalúa el disco óptico, por donde el nervio óptico entra en la retina del ojo. El disco óptico se inflama en alrededor de un tercio de las personas con neuritis óptica.
  • Prueba de la respuesta pupilar a la luz. El médico puede mover una linterna enfrente de tus ojos para ver cómo responden las pupilas cuando están expuestas a la luz brillante. En el caso de las personas afectadas con neuritis óptica, las pupilas no se contraen tanto como en los ojos sanos cuando se las estimula con luz.

Paciente hombre realizándose un examen oftalmológico.

Otras pruebas para diagnosticar la neuritis óptica podrían incluir:

  • Exploración por imagen de resonancia magnética (IRM). Una exploración por IRM emplea un campo magnético y pulsos de energía de ondas de radio para tomar imágenes del cuerpo. Durante una exploración por IRM para diagnosticar la neuritis óptica, podrías recibir una inyección de medio de contraste para que el nervio óptico y otras partes del cerebro sean más visibles en las imágenes.
    Es importante realizar una exploración por IRM para determinar si hay áreas dañadas (lesiones) en el cerebro. Tales lesiones indican un riesgo alto de padecer esclerosis múltiple. Una exploración por IRM también puede servir para descartar otras causas de la pérdida de visión, como un tumor.
  • Análisis de sangre. Existe un análisis de sangre que permite detectar los anticuerpos de la neuromielitis óptica. Las personas con casos graves de neuritis óptica pueden realizarse este análisis para determinar si es probable que padezcan neuromielitis óptica.
  • Tomografía de coherencia óptica (TCO). Esta prueba mide el espesor de la capa de fibras nerviosas de la retina, que suele ser menor en personas con neuritis óptica.
  • Potenciales evocados visuales. Durante esta prueba, te sientas frente a una pantalla en la que aparece un diseño de tablero de ajedrez. Te colocan sensores en la cabeza (cables con parches pequeños) para registrar las respuestas del cerebro a los estímulos visuales. Este tipo de prueba detecta la disminución de velocidad de la conducción eléctrica como resultado del daño que se produce en el nervio óptico.

Es probable que el médico te pida que vuelvas para realizarte exámenes de seguimiento 2 a 4 semanas después de la aparición de los síntomas para confirmar el diagnóstico de neuritis óptica.

Siguiente: tratamiento de la neuritis óptica →

 

Contenido: Mayo Clinic.