Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Es un trastorno crónico caracterizado por una intensa restricción autoinducida de calorías. Es más frecuente en mujeres -relación hombres/mujeres de 1 a 9- durante la pubertad y adolescencia aunque cada vez se presenta más en mujeres adultas. 

Actualmente este padecimiento afecta a todos los niveles socioeconómicos, con más frecuencia en atletas de alto rendimiento y bailarinas. El diagnóstico incluye las siguientes características: 

  • Perdida de cuando menos 15% del peso corporal esperado a su talla y edad, sin enfermedad física que lo explique. 
  • Actitud distorsionada, implacable, contra la ingestión de alimentos. Esta actitud supera al hambre.
  • Temor a aumentar de peso. 
  • Imagen corporal distorsionada, al mirarse al espejo se ven con sobrepeso incluso estando por debajo del peso recomendable. 
  • Ausencia de ciclos menstruales en tres meses consecutivos o más en mujeres pospúberes. 

Hay dos tipos: 

  • Restrictivo: cuando deja de comer 
  • Purgativo: se acompaña de conductas para disminuir más de peso como ejercicio, vómitos entre otras 

Manifestaciones Físicas:

Dependerán del grado de malnutrición o desnutrición.  

  • Pérdida de Peso
  • Deshidratación
  • Pulso lento
  • Presión arterial baja
  • Extremidades frías
  • Piel seca o ulcerada
  • Lanugo (crecimiento de vello corporal)
  • Retraso en el crecimiento o desarrollo, pérdida de las características sexuales secundarias
  • Intolerancia al frío
  • Caída de cabello
  • Disminución de la líbido
  • Pérdida de menstruación 

Cambios Psicológicos:

  • Sentimientos de inadecuación y soledad
  • Cambios de ánimo
  • Aislamiento
  • Sentimientos de autoestima en función de lo que comen o no comen
  • Depresión
  • Miedo exagerado de subir de peso 

Cambios conductuales 

  • Ayunos
  • Restricción severa de alimentos
  • Conductas rituales al comer:
  • Cortarla en pedazos muy pequeños, jugar con la comida en el plato o preparar alimentos para otros y rehusar comerlos, preparar la comida muy asada, casi quemada
  • Ejercicio excesivo
  • Usar ropa muy holgada
  • Pueden usar laxantes o diuréticos
  • Pretextos para no comer
  • Obsesión por la comida, calorías, grasa
  • Negarse a comer ciertos alimentos o negar tener hambre
  • Pesarse frecuentemente