01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Síndrome de intestino irritable

¿Qué es el síndrome de intestino irritable (SII)?

Es un trastorno de los intestinos que se caracteriza por dolor abdominal, distensión, gas y cambios en los hábitos intestinales. Algunas personas pueden tener estreñimiento, diarrea o alternar con éstas molestias.

¿Con qué otros nombres se le conoce?

Algunos de los muchos nombres que se le han dado son: colitis, colitis mucosa, colitis nerviosa, colitis espástica y enfermedad funcional intestinal.

Muchos de estos nombres son incorrectos, ya que el término colitis implica la presencia de inflamación del colon, fenómeno que no acontece en el síndrome de intestino irritable.

¿Qué causa el síndrome de intestino irritable?

La causa verdadera se desconoce.

Se cree que es producido por una alteración en la sensibilidad y movilidad del aparato digestivo, para lo cual al parecer influyen factores genéticos, ambientales y psicosomáticos.

¿Quiénes son más afectados por éste síndrome?

Las mujeres.

¿Cuáles son las molestias principales?

Es importante señalar que el movimiento intestinal normal varía de persona a persona. Un movimiento intestinal normal puede variar desde 3 veces al día a tan solo 3 movimientos por semana. Lo importante es que una evacuación normal esté bien formada, que no tenga consistencia muy aumentada y que no contenga sangre y que no se acompañe de dolor abdominal , principalmente cólicos.

La gente con SII, en comparación tiene dolor abdominal de tipo cólico, que puede asociarse a estreñimiento o a diarrea. Algunas personas pueden tener solo estreñimiento, otras solo diarrea y un tercer grupo tener ambos problemas semanalmente. Algunas personas pueden notar moco en sus evacuaciones.

¿Qué hallazgos NO son típicos de SII?

La presencia de sangre en heces, pérdida de peso, fiebre y dolor abdominal intenso y persistente deben alertar hacia problemas de salud graves y que requieren evaluación médica urgente.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza cuando una exploración física completa y los exámenes de laboratorio son normales.

Ocasionalmente llega a ser necesario un estudio de rayos X (colon por enema) o de colonoscopia (observar el colon a través de un tubo flexible que se introduce a través del ano), con el objetivo de descartar enfermedades orgánicas.

¿Qué desencadena los síntomas de SII? 

Se considera que existe una mayor sensibilidad intestinal a la distensión, a la dieta y a un aumento en la tensión emocional y que son los causantes principales de que este síndrome haga su aparición.  Normalmente al comer se estimula al aparato digestivo, de tal forma que existe un deseo de evacuar que aparece entre 30 a 60 minutos después de ingerir alimentos. En las personas con SII, este periodo puede acortarse y acompañarse de dolor cólico y evacuaciones disminuidas de consistencia.

a

Se considera que el consumo de alimentos ricos en grasa pueden producir un estímulo mayor para que aparezcan contracciones intestinales. En algunas personas el consumo de leche entera, queso, crema, aguacate y alimentos con grasa (antojitos mexicanos), pueden ser el factor que inicie el problema. 

Se ha visto también que el aumento en la tensión emocional (stress) puede desencadenar un espasmo del colon. Este proceso aún no se comprende adecuadamente, pero el realizar ejercicio físico y terapias de relajación han ayudado a disminuir las molestias.

¿Cómo ayuda la dieta para el control de esta enfermedad?

Antes de modificar su dieta, una buena idea es elaborar una lista en la cual se incluyan los alimentos que usted ha notado que le desencadenan el problema. Con esto evitará que se retiren alimentos necesarios que posiblemente no le causan el problema. Algunas personas pueden tener intolerancia a la leche y el manejo sería utilizar leche deslactosada a fin de evitar las molestias.

El uso de fibra en la dieta puede ayudar a un grupo de personas que sufre de SII. El pan integral, los cereales, frutas, frijoles y vegetales son buenas fuentes de fibra. Antes de comprar suplementos con fibra consulte a su médico, ya que en ciertas personas el consumo de grandes cantidades de fibra puede provocarles distensión abdominal y gas, lo cual puede aumentar o desencadenar el problema. La cantidad de fibra ingerida debe siempre de adaptarse a cada individuo.

En otras personas el consumo de comidas abundantes pueden originar dolor cólico y diarrea. Los síntomas pueden disminuirse realizando comidas menos abundantes y más frecuentes si es necesario. Esto puede ayudar, especialmente si sus comidas son bajas en grasa y altas en hidratos de carbono como pasta, arroz, cereales, frutas y vegetales.

¿Hay algún medicamento que alivie los síntomas?

No existe ningún medicamento que cure 100% la enfermedad, ya que las causas que lo pueden producir son variadas. En el manejo del SII además de cambios de dieta y de hábitos de vida pueden indicarse medicamentos antiespasmódicos (evitan el dolor abdominal), tranquilizantes o antidepresivos. Existen además nuevos medicamentos que pueden ayudar a regular el movimiento del colon, los cuales deberán de ser indicados e individualizados a cada sujeto.

¿El SII puede originar problemas más serios de salud?

El SII no produce enfermedades más graves como cáncer o enfermedades inflamatorias del intestino. Sin embargo, como algunas de las molestias que produce pueden ser compartidas por otras enfermedades, es un requisito un buen examen médico a fin de descartarlas inicialmente.