01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Neuralgia del Trigémino

¿Que es?  

Es una inflamación extremadamente dolorosa del nervio trigémino de carácter intermitente que causa dolor facial severo  que semeja una corriente eléctrica y espasmo en el lado comprometido. Se caracteriza por breves y lancinantes paroxismos de dolor facial que duran unos segundos, o 1-2 minutos. 

Estos ataques dolorosos se pueden presentar después de tocar ligeramente áreas cutáneas diferentes de la cara, a lo largo del curso de este nervio craneano, sin que se demuestren cambios estructurales del mismo.

¿A quien afecta? 

La esencial por regla general después de los 40 años. (70%) Es excepcional por debajo de esta edad. La secundaria puede aparecer a cualquier edad. Siendo del sexo femenino en la mayoría de los casos. 

La incidencia anual es de 4/100.000 habitantes. Es 1.8-4.3 veces más común en mujeres que en hombres, según diferentes series. El lado derecho suele afectarse algo más frecuentemente (60%), siendo bilateral en sólo 1-6% de los casos. Las divisiones más involucradas son la 2ª y 3ª ramas juntas del trigémino (42%), siendo 1ª rama la menos afectada (2%).

¿Cómo afecta?  

La neuralgia produce un dolor muy localizado en cualquier parte del cuerpo a nivel superficial. Su repetición es siempre en la misma zona afectada al comienzo ya que es dependiente del recorrido del nervio afectado.

Además del dolor puede notarse un adormecimiento o pérdida de sensibilidad de la zona. 

Al tocar o presionar la zona afectada en vez de notar sensibilidad lo que aparece es dolor. Puede aparecer una debilidad de los músculos inervados por el mismo nervio. 

La mayoría de las neuralgias no son potencialmente mortales ni son indicativas de otros trastornos que puedan causar la muerte de la persona, sin embargo, el dolor puede ser intenso y en algunos casos crear discapacidad.  

Para el dolor intenso se debe visitar a un especialista en este campo con el fin de poder explorar todas las alternativas terapéuticas. 

La mayoría de las neuralgias responden al tratamiento. Los ataques de dolor tienden a ser episódicos (ocurren en intervalos, alternados con períodos relativamente libres de dolor). Sin embargo, en algunos pacientes los ataques pueden ser más frecuentes a medida que envejecen.

Signos y Síntomas  

El examen neurológico revela la presencia de sensibilidad a lo largo del recorrido de un nervio. La neuralgia del trigémino tiende a ocasionar dolor en la segunda y tercera división del nervio (parte inferior de la cara y mandíbula) y rara vez involucra la primera división del nervio (sien y frente). A menudo, se pueden encontrar otros signos de alteración de la función del nervio, tales como la pérdida de los reflejos tendinosos profundos, pérdida local de la masa muscular, ausencia local de sudoración (la sudoración está regulada por la función del nervio) y sensibilidad anormal en la piel. 

El dolor puede presentarse de forma espontánea, pero es característica (más del 50% de los casos) la presencia de zonas gatillo. Los estímulos pueden ser motores (masticar, hablar, comer, sonreír, bostezar) o sensitivos (estímulos táctiles o térmicos, en zona cutánea, gingival, labial).

Ataques paroxísticos de dolor facial o frontal cuya duración oscila entre unos segundos y menos de 2 minutos.  

El dolor presenta al menos 4 de las siguientes características:

  • Distribución a lo largo de una o más ramas del nervio trigémino.
  • Repentino, intenso, agudo, superficial, punzante o con sensación de quemazón.
  • Dolor de gran intensidad.
  • Se produce por estimulación de zonas gatillo o como resultado de ciertas actividades diarias como: comer, hablar, lavarse la cara o los dientes.
  • Entre cada paroxismo de dolor, el paciente se encuentra asintomático.

No existe déficit neurológico.  

Causas 

Se cree que la neuralgia del trigémino es el resultado de una hiper-excitación del trigémino. Después de haber excedido cierto umbral, que aumenta los impulsos eléctricos que viajan a través del trigémino y activa regiones de dolor en el cerebro. 

La hiper-excitación es causada por un daño en la vaina de mielina (que protege a los nervios utilizados para la transmisión de mensajes dentro del sistema nervioso central). Cuando la mielina está dañada, los impulsos eléctricos también son activados como corto circuitos provocados por un aumento de trafico eléctrico en el nervio. Es importante tener en cuenta que el  5% de los pacientes tienen algún familiar cercano con este padecimiento. 

Hay dos tipos de neuralgia del trigémino.

  • La causa de la esencial es desconocida
  • La secundaria puede ser resultante de afecciones dentarias como caries, gingivitis o molar accesorio, tumores del V nervio craneal (neurinoma o schwanoma), o perifericos como mieloma, cáncer de mama o próstata,  sinusitis, por traumatismo craneoencefalico, por causa infecciosa, en diabéticos por enfermedad metabólica o bien tóxicos como el tricloroetano. 

Patología del ganglio de Gasser:  

Herpes zóster (Quemazón constante con exacerbaciones de dolor pulsátil. Erupción vesicular 4-5 días después) Otras infecciones (Peñasco y oído medio. Afección V y VI pares )  

Radiculopatías del trigémino: 

Vascular, tumoral, Infecciosa (meningitis y cisticercosis)  enfermedades de afectan el Sistema nervioso central como la Esclerosis múltiple.

Información adicional  

Las exacerbaciones tienden a presentarse en primavera y otoño. Inicialmente a los brotes suelen seguir remisiones que duran meses o años pero con el tiempo los episodios de dolor suelen hacerse más frecuentes y duraderos. Esta recurrencia marcará la necesidad de un tratamiento continuado o definitivo. 

En cuanto al tratamiento:  

La primera opción universalmente aceptada es la farmacológica. La cirugía se emplea si fracasa el tratamiento farmacológico. Los fármacos suelen ser efectivos inicialmente, pero a menudo pierden eficacia al cabo del tiempo, requiriendo una solución quirúrgica (25-50% de los pacientes diagnosticados de NT idiopática).

Cuando el periodo de los episodios de dolor remite (frecuentemente tras 6-12 meses), puede preferirse retirar la medicación hasta el siguiente periodo de dolor. La necesidad de instaurar un tratamiento farmacológico continuado, depende de la severidad del cuadro (frecuencia, intensidad y recurrencia de los brotes), que habitualmente aumenta con el paso del tiempo.

Prevención  

  1. Evitar los cambios de temperatura.
  2. Mantener una buena alimentación y ejercicio.
  3. Evitar infecciones dentales y en caso de tenerlas iniciar tratamiento lo más pronto posible.

Tratamiento de los trastornos asociados como diabetes e insuficiencia renal

Acudir al médico ante cualquier dolor facial  

¿Qué hacer si hay sospechas?  

Se deberá acudir a un especialista (neurólogo) ya que el diagnostico se realiza por la historia clínica y métodos auxiliares de diagnostico tales como la electromiografía, que es un estudio que examina la actividad eléctrica de los nervios. En este estudio se mide la conducción nerviosa de estímulos sensitivos, de estímulos motores de los músculos.

Dependiendo de los resultados se puede diagnosticar la lesión, el grado de la lesión y el nivel del nervio donde está el problema.

Otros estudios que se realizan son para descartar la presencia de una diabetes, artritis, sífilis, deficiencias vitamínicas, etc... Inclusive ante la sospecha de la existencia de una esclerosis múltiple se puede llegar a realizar una Resonancia Magnética Nuclear del cerebro y un estudio del líquido cefalorraquídeo obtenido mediante una punción lumbar.