01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Dolor óseo y fracturas patológicas

¿Cuándo ocurren las fracturas patológicas?

Los traumatismos intensos pueden ocasionar fracturas aún en huesos sanos, sin embargo no es habitual que un traumatismo menor cause fractura, cuando esto ocurre se habla de una fractura patológica.

¿Cuáles son las causas de las fracturas patológicas?

Existen varias causas:

  • Osteogénesis imperfecta que es un defecto hereditario en el cual el hueso es de mala calidad.
  • Hiperparatiroidismo, que es una actividad mayor a la normal de las paratiroides que son las glándulas que regulan la absorción, excreción y utilización del calcio.
  • Enfermedades malignas que destruyen o invaden el hueso.
  • Hipogonadismo (disminución de la actividad de hormonas sexuales) en hombres y mujeres como ocurre en la menopausia y la vejez
  • Síndrome de Cushing.

¿Qué es el dolor óseo?

Es un dolor que puede ser de leve a intenso, en los trayectos óseos frecuentemente de huesos largos.

¿Cuáles son las causas de dolor óseo?

También existen varias causas y frecuentemente todas complican verdaderamente al hueso. Debe evitarse confundir el dolor óseo con el dolor muscular, de tendones y de articulaciones:

  • Raquitismo y osteomalacia.
  • Tumores malignos que invaden hueso.
  • Hipotiroidismo.
  • Osteopenia.
  • Hipertiroidismo.
  • Mieloma múltiple.
  • Enfermedad de Paget.

¿Qué debe hacerse cuando se presenta dolor óseo o fracturas patológicas?

Debe acudirse al médico para evitar que se confunda el dolor óseo ya que pueden dejarse ir diagnósticos muy importantes.

¿Cuál es el tratamiento del dolor óseo y de las fracturas patológicas?

Debe investigarse la causa del dolor óseo y de las fracturas para aplicar no solamente el tratamiento sintomático, sino también el tratamiento de la enfermedad de base.

Cuando el problema es la fractura deberá inmovilizarse el hueso y si es necesario aplicar tratamiento ortopédico quirúrgico, sin embargo debe recordarse que el hueso que sufrió una fractura patológica no podrá soldarse tan fácilmente como uno sano.

El dolor de la osteopenia y osteoporosis podrá ceder con analgésicos y antiinflamatorios, con calcitonina o bien con bifosfonatos que ayudan a la regeneración ósea.