01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Quistes renales

¿Qué es un quiste renal?

Es una cavidad cerrada formada por el tejido de los túbulos renales y que se encuentra llena de líquido o material semisólido.

¿Quién presenta quistes renales?

Se calcula que hasta un 50% de los pacientes de más de 50 años puede presentar quistes renales aislados y se diagnostican incidentalmente en estudios de chequeo rutinario ultrasonográfico.

Frecuentemente son asintomáticos y no ofrecen importancia clínica.

¿Cuándo tienen importancia los quistes renales?

 La presencia de muchos quistes renales constituye la enfermedad quística renal que puede invadir médula y corteza renales llevando al paciente con el tiempo a insuficiencia renal.

Los quistes simples deben ser estudiados una vez diagnosticados para descartar la posibilidad de malignidad de acuerdo a los siguientes criterios.

Para considerarlas benignas:

  • No deben tener ecos en su interior.
  • Deben tener las paredes delgadas y lisas.
  • Deben ser ecolúcidos.

En cambio la presencia de paredes gruesas, calcificaciones, componentes sólidos y ecogenicidad mixta puede sugerir un tumor renal.

¿Qué es la enfermedad renal quística?

Es una enfermedad autosómica dominante, es decir, una enfermedad heredada que afecta de 1:400 a 1:1000 pacientes en USA. El 50% de los pacientes llegará a insuficiencia renal hacia los 60 años de edad, pero puede presentarse a edades menores.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Los quistes renales únicos, frecuentemente son asintomáticos o en ocasiones pueden infectarse y causar dolor que cede con antibióticos.

En la enfermedad quística renal la mayoría de los pacientes refiere dolor lumbar o abdominal y hematuria (sangre en la orina) bien sea micro o macroscópica.

Es frecuente que haya historia de urosepsis y/o litiasis.

También es frecuente la presencia de hipertensión arterial.

A la exploración física pueden encontrarse masas renales que corresponden a los riñones muy aumentados de volumen.

Pueden sangrar o infectarse y causar cuadros que simulen otros eventos abdominales como peritonitis, litiasis vesicular, apendicitis o problemas intestinales agudos.

¿Qué estudios de laboratorio son útiles? 

Frecuentemente se encuentran niveles elevados de hemoglobina y hematocrito por exceso en la producción de eritropoyetina en los quistes.

El examen de orina puede mostrar hematuria macro o microscópica, proteinuria o datos sugestivos de infección y cristales.

¿Qué estudios de gabinete deben realizarse?

Ultrasonido

El ultrasonido renal es muy útil ya que diagnostica las lesiones quísticas, la calidad de la pared del quiste e investiga la posibilidad de ecos en el interior del quiste que podría sugerir malignidad.

Deben encontrarse más de 5 quistes en cada riñón para el diagnóstico de enfermedad quística.

TAC renal

La Tomografía Axial Computarizada es útil cuando el ultrasonido resulta dudoso.

¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad quística?

  • Dolor.
  • Hemorragia.
  • Litiasis urinaria.
  • Hipertensión arterial.
  • Niveles elevados de hemoglobina.
  • Insuficiencia renal.
  • Se ha asociado a: aneurisma cerebral.
  • Prolapso valvular mitral.
  • Aneurisma aórtico.
  • Diverticulosis colónica.

¿Cuál es el tratamiento?

No existe un tratamiento específico aún para la enfermedad quística renal, pero debe insistirse en el consejo genético debido a la dominancia del carácter hereditario.

En su momento deben tratarse las infecciones urinarias. Es deseable evitar traumatismos abdominales debido a que los quistes llegan a ser de gran tamaño y pueden romperse. El manejo de la litiasis urinaria es similar a esta enfermedad en ausencia de quistes e incluso las alteraciones metabólicas son similares.

Un cuadro abdominal de dolor agudo debe hacer sospechar hemorragia de algún quiste cuando existe la historia de esta enfermedad y no debe confundirse con colecistitis, apendicitis o enfermedades inflamatorias intestinales.