01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a urologia-Maxi

Servicio de Urología Avanzada:

Información de interés


Es importante para nosotros que cuentes con la debida información sobre los tratamientos y padecimientos que atendemos en Médica Sur, con la intención de brindarte confianza y certeza del apoyo que tenemos para ti.

¿Qué es la litiasis renal? 

Normalmente la orina tiene un pH de 5 a 6, una densidad de 1.010 a 1.020 y además el propio riñón produce sustancias que evitan la precipitación de sales impidiendo que se formen piedras o litos (cálculos) en las vías urinarias.  Cuando esto falla, es cuando se presenta la litiasis renal, enfermedad que consiste en la formación de cálculos en vías urinarias.

Los síntomas más comunes son: dolor inicial en la región baja de la espalda que puede correrse hacia el abdomen anterior, hacia el muslo y la región genital; náusea y vómito, sangre en la orina; urgencia para orinar, ardor y fiebre.

En algunos casos puede no haber síntomas y los cálculos se encuentran incidentalmente durante la realización de estudios por otros padecimientos o en exámenes de rutina como check-up.

Los principales factores que ocasionan la enfermedad son: alteraciones metabólicas o renales, factores genéticos, poca ingesta de líquidos, sedentarismo, habitar en climas secos o calurosos e ingesta de dietas altas en calcio, ácido úrico, sal y proteínas. Además, enfermedades como el hiperparatiroidismo, infecciones de vías urinarias, riñones poliquísticos, gota, enfermedad tiroidea, sobredosificación de calcio y fósforo pueden asociarse a la litiasis y aumentar el riesgo de formar piedras.

En México, este problema es muy frecuente. En niños, es muy probable encontrar defectos congénitos del metabolismo (cistina, ácido úrico, oxalatos o bien por un proceso obstructivo). En varones, es mayor su presencia que en mujeres y la edad en que más incide, es entre los 25 y 50 años.

Su diagnóstico es rápido y sencillo. Implica un examen físico, algunos estudios de laboratorio (biometría hemática, química sanguínea, examen general de orina), y algunos estudios de Imagenología (placa simple de abdomen, tomografía computada, urografía excretora, ultrasonido, etc.).

El tratamiento va a depender del sitio de localización del cálculo, del tamaño, del número de cálculos y de la obstrucción o no, del flujo urinario o infección. Si el cálculo obstruye el flujo de orina y el paciente tiene náusea y vómito, probablemente requiera de la colocación de un catéter ureteral doble "J" para drenar el riñón.

Con respecto a la prevención, se sugiere a los pacientes  ingerir abundantes líquidos y  realizar ejercicio. Es conveniente que el seguimiento del estudio metabólico lo haga el urólogo en relación estrecha con el nefrólogo.