01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a rehabilita-Maxi

Medicina de Rehabilitación:

Tendinitis patelar

 

Efectivos tratamientos para las lesiones crónicas de los tendones afectados por la práctica de deportes, traumatismos o fatiga muscular.

En Hospital Médica Sur contamos con los mejores ortopedistas y equipo tecnológico que te ayudarán a sanar dichas lesiones. 

¿Qué es?

Es la inflamación del tendón patelar, rotuliano o de cuadriceps: músculo frontal del muslo  que consta de cuatro porciones y extiende a la rodilla.

Existen diferentes causas, entre las más comunes están: cuando la patela se encuentra más elevada de lo normal, falta de desarrollo en la porción medial del cuádriceps, falta de  flexibilidad en los músculos, práctica de deportes en los que haya muchos saltos, traumatismos directos sin tratamiento adecuado y fatiga muscular.

Tu puedes presentar este padecimiento si: aparece  dolor en la parte inferior de la rótula, existe un aumento en el volumen del tendón, el dolor se aminora con el movimiento de la rodilla, dolor al correr, saltar o al subir o bajar escalones.

La tendinitis tiene cuatro fases que dan diferentes síntomas:

Fase I: dolor después de hacer ejercicio.
Fase II: dolor antes del ejercicio que desaparece parcialmente durante la actividad física y aparece de nuevo al terminar.
Fase III: dolor que está presente antes, durante y después del ejercicio. Hay una limitación funcional.
Fase IV: ruptura del tendón.

Las consecuencias radican en que debido a que el  sobreuso de los músculos, esto genera pequeños estiramientos repetitivos que lo debilitan, produciendo micro rupturas que no cicatrizan o se inflama y puede llegar a romperse de manera total.

Por eso, las diferentes opciones de tratamiento sugeridas son medicamentos, fisioterapia, terapia por ondas de choque extracorpóreas (SONOCUR) y cirugía (cuando la enfermedad lo amerita).

Así mismo, al paciente se le recomienda: realizar un programa de ejercicio adecuado que incluya estiramientos, fortalecimiento y acondicionamientos adecuados; evitar el entrenamiento excesivo que produzca dolor o fatiga, reducir su actividad física y la más importante, consultar a un médico especialista en Ortopedia, Traumatología y/o en Medicina del Deporte.