01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a COI-Maxi

Nutrición oncológica:

Disfagia y mucositis

Disfagia y mucositis

La enfermedad o el tratamiento con radioterapia o quimioterapia puede producirte dificultad o dolor al tragar los alimentos (disfagia), además de sequedad y dolor en la boca, dientes, encías y garganta, producidos por la inflamación de los tejidos (mucositis). Además de dolorosas, las heridas en la boca pueden infectarse con muchos gérmenes que viven ahí. Por ello es importante extremar los hábitos higiénicos.

Cepíllate los dientes después de cada comida. Usa un cepillo suave y cepíllate con delicadeza. Si tus encías están muy sensibles para un cepillo, usa un pedazo de algodón o una gasa. Evita también los enjuagues comerciales que tiene una gran cantidad de alcohol.

Te recomendamos:

  • Hacer comidas pequeñas pero frecuentes (de 6 a 10 tomas al día).
  • Tomar los alimentos a temperatura ambiente.
  • Masticar bien y comer despacio.
  • Beber abundante agua. Si tienes poca saliva, bebe líquidos con cada bocado.
  • Masticar chicles o caramelos entre comidas, para aumentar la saliva.
  • Tomar alimentos que requieran poca masticación, blandos, de textura suave y preferentemente cocidos, troceados, en puré o mezclados con líquidos. Por ejemplo pan de caja o galletas en la sopa o la leche; salsas hechas con aceite, leche o huevo, como mayonesa, bechamel, puré de papa, etc.

 

Mujer con dificultades para tragar.

 

Evita:

  • Alimentos ácidos, picantes, tomates, frutas cítricas y jugos de frutas ácidas como naranja, toronja o limón.
  • Alimentos muy condimentados o salados, ni secos, muy calientes o muy fríos.
  • Alimentos duros o ásperos, ni fritos, a la plancha o al horno.
  • Alimentos con piel, como el pollo o las frutas.

Si a pesar de estas recomendaciones no puedes comer más que alimentos en puré, sigue el esquema que se describe a continuación:

Desayuno-merienda y antes de dormir

Licuado de leche o yogur con frutas no ácidas (plátano, manzana, uva, pera, durazno en almíbar) y papilla de leche con harinas de cereales para adultos.

Comida y cena

  • Arroz, sopa de pasta o puré de papa con zanahoria, leche o mantequilla.
  • Purés comerciales o un suplemento alimenticio para adultos.
  • Natilla, flan, helados, purés de frutas comerciales, no ácidos.

Si no puedes comer purés con carne, pescado o huevos, toma un suplemento proteico indicado por el médico.

Si sólo eres capaz de ingerir cantidades escasas de comida o uno o dos tipos de alimentos (por ejemplo, sólo leche o sopa), toma un suplemento calórico, según indicación del nutriólogo. Si te cuesta tragar los líquidos, espésalos con galletas, puré de papa en polvo, pan o gelatina.

Si a pesar de todo pierdes peso, consulta el Servicio de Nutrición Oncológica de Médica Sur.

Siguiente: diarrea y dolor abdominal en pacientes con cancer →