01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a COI-Maxi

Nutrición oncológica:

Recomendaciones

Recomendaciones

El cáncer y su tratamiento pueden influir sobre tus hábitos alimenticios y con frecuencia deteriorar tu estado nutricional. Si estás bien nutrido tolerarás mejor el tratamiento, será más eficaz y se presentarán menos complicaciones. Además aumentará tu sensación de bienestar, te sentirás más fuerte y con mejores ánimos. Siempre es más fácil mantener un buen estado de nutrición que recuperarlo. Por ello te recomendamos las siguientes medidas

Haz una dieta variada

Diversos alimentos

Asegúrate de que la dieta incluya mínimo tres comidas completas al día, seleccionando de una a dos raciones de cada uno de los grupos de alimentos de las tablas de equivalencias que se presenta más adelante. Ten en cuenta que:

  • Puedes tomar otros alimentos que no se encuentran en estos grupos para dar más variedad a tu dieta, como nueces, almendras, avellanas, cacahuates, piñones y castañas.
  • Toma los azúcares, dulces y grasas en pequeñas cantidades, siempre y cuando los toleres bien. Una parte de las grasas debe ser de aceites crudos, dando preferencia al de oliva.
  • Usa los condimentos habituales: sal, ajo, cebolla, limón, pimienta y hierbas aromáticas, en cantidades moderadas.
  • Las bebidas estimulantes como café, té y refresco de cola deben tomarse en pequeñas cantidades. Antes debes que consultar al médico.
  • No tomes ningún suplemento ni preparado vitamínico si no lo indica tu nutriólogo.

Controla tu peso de manera continua

Cinta métrcia azul

Hazlo una vez por semana, siempre en la misma báscula y a la misma hora del día, de preferencia con la misma ropa y calzado. Consulta el Servicio de Nutrición Oncológica de Médica Sur si:

  • Pierdes medio kilo o más por semana.
  • Disminuyes lo que comes a la mitad o menos.
  • Experimentas una pérdida de peso rápida, por cualquier causa, en las últimas semanas o meses.
  • Tienes bajo peso para tu edad, talla y sexo, aunque sea desde hace tiempo.

Haz ejercicio

Además de llevar una alimentación correcta, es muy importante que realices una actividad física. El ejercicio tiene muchos efectos positivos en el organismo. Además de mantener un peso y composición adecuados, ayuda a regular ciertas sustancias que produce el cuerpo y nos da una sensación de bienestar.

El ejercicio tiene efectos inmediatos. En el corto plazo contribuye a:

  • Regular los niveles de glucosa.
  • Regular los niveles de algunos neurotransmisores.
  • Estimula la noradrenalina y la adrenalina.
  • Potencia la elaboración de endorfinas, sustancias que producen sensación de bienestar.
  • Mejora el sueño.

Tapete para hacer ejercicio

En el largo plazo el ejercicio reporta beneficios mayores:

  • Disminuye las posibilidades de padecer diabetes, hipertensión arterial, altos niveles de grasas en la sangre, osteoporosis, obesidad y cáncer de colon.
  • Brinda la sensación de bienestar físico.
  • Fortalece el sistema cardiovascular, mejora la circulación colateral del corazón, aumenta los niveles de buen colesterol.
  • Ayuda a controlar la hipertensión y rejuvenece a nivel biológico.
  • Fortalece el sistema respiratorio, al incrementar la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos.
  • Fortalece y mejora el sistema digestivo, además de mantener un ritmo intestinal adecuado.
  • Aumenta la resistencia muscular.
  • Favorece la agilidad, flexibilidad corporal, el equilibrio, la coordinación y la rapidez en los movimientos.

Efectos psicológicos del ejercicio:

  • Relaja.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.

Es importante que consultes a tu médico antes de iniciar cualquier actividad. Él te hará un examen que consiste en una entrevista clínica y una exploración física.

Siguiente: pérdida de apetito en pacientes con cancer →