01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a neurologia_y_neurocirugia

Miastenia gravis:

Tratamiento

Haz una cita

5424 6890
Lunes a viernes 7 a 21 hrs.
Sábado 8 a 14 hrs.
Estamos en la planta baja de la Torre II

Tratamiento

Los médicos utilizan diversos tratamientos, solos o combinados, para aliviar los síntomas de la miastenia gravis.

Medicamentos

  • Inhibidores de la colinesterasa. Medicamentos como la piridostigmina mejoran la comunicación entre los nervios y los músculos. Si bien estos medicamentos no curan la afección oculta, pueden mejorar la contracción muscular y la fuerza muscular.

    Entre los posibles efectos secundarios se incluyen malestar digestivo, náuseas y cantidad excesiva de saliva y transpiración.
  • Corticoesteroides. Los corticoesteroides, como la prednisona, inhiben el sistema inmunitario y así limitan la producción de anticuerpos.

    El uso prolongado de corticoesteroides, sin embargo, puede tener efectos secundarios graves, como adelgazamiento óseo, aumento de peso, diabetes y mayor riesgo de contraer ciertas infecciones.
  • Inmunosupresores. El médico también puede recetarte otros medicamentos que alteran el sistema inmunitario, como la azatioprina, el micofenolato mofetilo, la ciclosporina, el metotrexato o el tacrolimus.

    Los inmunosupresores pueden tener efectos secundarios graves, entre ellos, náuseas, vómitos, malestar digestivo, mayor riesgo de contraer infecciones, daño hepático y daño renal.

Terapia intravenosa

  • Plasmaféresis. En este procedimiento, se emplea un proceso de filtrado similar a la diálisis. La sangre se pasa a través de una máquina que elimina los anticuerpos que bloquean la transmisión de señales de las terminaciones nerviosas a los sitios receptores en los músculos. Sin embargo, los efectos beneficiosos por lo general duran solo unas pocas semanas.

    Después de varios tratamientos repetidos, a los médicos puede resultarles difícil conseguir una vena. Es posible que necesiten implantarte un tubo largo y flexible (catéter) en el pecho para realizar el procedimiento.

    Otros riesgos asociados con la plasmaféresis son: descenso de la presión arterial, sangrado, problemas relacionados con el ritmo cardíaco o calambres musculares. Algunas personas también pueden tener una reacción alérgica a las soluciones utilizadas para reemplazar el plasma.

Terapia intravenosa

  • Inmunoglobulina intravenosa. Esta terapia le proporciona al cuerpo anticuerpos normales, lo que altera la respuesta del sistema inmunitario.

    La inmunoglobulina intravenosa presenta un riesgo menor de efectos secundarios en comparación con la plasmaféresis y la terapia inmunosupresora. Sin embargo, puede tardar alrededor de una semana en empezar a funcionar, y los beneficios por lo general no duran más de 3 a 6 semanas.

    Los efectos secundarios, que suelen ser leves, pueden ser escalofríos, mareos, dolor de cabeza y retención de líquidos.
  • Anticuerpo monoclonal. El rituximab es un medicamento que se administra por vía intravenosa y que se utiliza en algunos casos de miastenia gravis. Este fármaco destruye cierto tipo de glóbulos blancos, lo que altera el sistema inmunitario y mejora la miastenia gravis.

    El rituximab generalmente se administra en forma de infusiones, en un centro de infusiones o en un hospital, de manera ambulatoria. Las infusiones a menudo se repiten durante algunas semanas. En ocasiones, las infusiones se repiten meses después.

Cirugía

Aproximadamente 15% de las personas con miastenia gravis tiene un tumor en el timo, una glándula que se encuentra debajo del esternón y que forma parte del sistema inmunitario. Si tienes un tumor, llamado timoma, los médicos te realizarán una cirugía para extirpar el timo (timectomía).

Si no tienes ningún tumor en el timo, la cirugía para extirpar esta glándula puede mejorar los síntomas de la miastenia gravis. Es posible que la cirugía elimine los síntomas, y tú puedes dejar de tomar medicamentos para la afección. Sin embargo, también es posible que no notes los beneficios de la timectomía durante varios años, o tal vez nunca.

La timectomía puede realizarse en la modalidad de cirugía abierta o como una cirugía mínimamente invasiva.

Si se trata de una cirugía abierta, el cirujano corta la parte central del esternón para abrir el pecho y extirpar el timo.

Los cirujanos pueden realizar un procedimiento mínimamente invasivo para extirpar el timo, empleando incisiones más pequeñas. La timectomía mínimamente invasiva puede incluir:

  • Timectomía asistida por video. En esta modalidad de cirugía, los cirujanos realizan una pequeña incisión en el cuello y utilizan un tubo largo y delgado con una cámara en el extremo (videoendoscopio) y pequeños instrumentos para visualizar y extirpar el timo a través del cuello.

    De manera alternativa, los cirujanos pueden hacer unas pocas incisiones pequeñas a un costado del tórax. Utilizan un videoendoscopio y pequeños instrumentos para realizar el procedimiento y extirpar el timo a través de estas incisiones.
  • Timectomía robótica. En la timectomía robótica, los cirujanos realizan varias incisiones pequeñas a un costado del tórax. Llevan a cabo el procedimiento para extirpar el timo empleando un sistema robótico, que incluye un brazo con una cámara y brazos mecánicos.

Los beneficios de estos procedimientos pueden incluir menor pérdida de sangre, menos dolor, tasas de mortalidad más bajas y estancias hospitalarias más breves en comparación con la cirugía abierta.

Tu médico determinará cuál tratamiento es el más adecuado para ti según varios factores, que incluyen:

  • Tu edad.
  • La gravedad de tu afección.
  • La ubicación de los músculos afectados.
  • Otras afecciones existentes.

 

Contenido: Mayo Clinic.