01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a imagen-Maxi

Unidad de Imagenología:

Medio de contraste

Visibilidad de estructuras o fluidos del cuerpo, mejorando el diagnóstico

Medio de contraste

Materiales de contraste que ayudan al médico a mejorar la visibilidad de estructuras o fluidos del cuerpo, mejorando así la certeza del diagnóstico para ofrecerte tratamientos adecuados. 

También conocido como agente o material de contraste, esta sustancia se administra en el cuerpo internamente para mejorar  fotografías obtenidas de rayos X, tomografía axial computada, resonancia magnética nuclear (RMN), y ultrasonido.

La función de los materiales de contraste, es ayudar a los médicos a diagnosticar de forma certera, anomalías o enfermedades que pueda llegar a presentar el paciente.

Las tres principales formas en las que un material de contraste puede entrar al cuerpo, se dividen en:

  • Tragados (tomado por la boca o vía oral)
  • Administrados por enema (vía rectal)
  • Inyectados en un vaso sanguíneo (forma intravenosa o por arteria)

Después de haber sido realizado el examen, el material es absorbido por el cuerpo o eliminado a través de la orina o los movimientos intestinales.

Tipos

  • Compuestos yodados y de sulfato de bario. Usados en los exámenes de rayos X y tomografía axial computada (TAC), estos materiales de contraste pueden ser inyectados dentro de venas o arterias, entre discos o los espacios fluidos en la columna vertebral, y dentro de otras cavidades corporales.
    Por su parte, el sulfato de bario es el material de contraste más común. Se toma por boca o vía oral, por vía rectal y está disponible en polvo, líquido, pasta y tabletas.
    Es importante mencionar que cuando este tipo de materiales están presentes en un área específica del cuerpo, bloquean la capacidad de los rayos X para pasar a través de esa área. Como resultado, los vasos sanguíneos, órganos y otros tejidos corporales, cambian su apariencia en las imágenes de rayos X o TAC.
  • Gadolinio. Es el componente más usado en los exámenes por resonancia magnética. Cuando esta sustancia está presente en el cuerpo, altera las propiedades magnéticas de las moléculas de agua cercanas, aumentando la calidad de las imágenes.
  • Solución salina y aire. Se administran burbujas y esferas microscópicas para exámenes por imágenes de ultrasonido, especialmente en exámenes del corazón.

Exámenes

  1. Materiales de contraste orales

Los materiales de contraste de sulfato de bario se tragan o se administran vía oral y son usados para mejorar las imágenes de rayos X y TAC del tracto gastrointestinal. Este examen se aplica en partes del cuerpo como faringe, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso.

  1. Materiales de contraste rectales

En este tipo de exámenes, también el sulfato de bario se administra por enema (a través del recto) son usados para mejorar las imágenes de rayos X y TAC del tracto gastrointestinal inferior (colon y recto).

  1. Materiales de contraste intravenosos

Para realizar este tipo de examen, se inyectan materiales yodados y de Gadolinio, los cuales mejoran las imágenes de órganos internos (corazón, pulmones, hígado, glándulas suprarrenales, riñones, páncreas, vesícula biliar, bazo, útero, y vejiga), el tracto gastrointestinal (estómago, intestino delgado y intestino grueso), arterias y las venas del cuerpo (vasos del cerebro, cuello, pecho, abdomen, pelvis y piernas), tejidos blandos (músculos, grasa y piel), cerebro y senos.

Procedimientos

Debido a que los materiales de contraste tienen el riesgo de provocar alergias o reacciones adversas, usted debe informar a su médico sobre:

  • Cualquier tipo de alergia que padezca.
  • Medicamentos que esté tomando actualmente.
  • Enfermedades recientes, cirugías, etc.
  • Historial de asma y fiebre del heno (en caso de presentarlo)
  • Historial de enfermedad del corazón, diabetes, enfermedad del riñón, problemas de tiroides o drepanocitosis.

Se le darán instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para su examen.

Efectos secundarios

  1. Sulfato de bario

Tu puedes presentar los siguientes efectos secundarios. Debes informarle a tu médico, en caso de empeorar o que no desaparezcan:

  • Retorcijones de estómago, diarrea, náusea, vómito, estreñimiento.

Del mismo modo, avísale a tu médico inmediatamente sobre cualquiera de estos síntomas:

  • Urticaria, picazón, piel enrojecida, hinchazón de la garganta, dificultad para respirar o tragar, ronquera, agitación, confusión, latidos del corazón rápidos y coloración azulada en la piel.
  1. Materiales yodados

Tu puedes presentar los siguientes efectos secundarios. Debes informarle a tu médico, en caso de empeorar o que no desaparezcan:

  • Náusea y vómito, dolor de cabeza, picazón, calores súbitos, irritación moderada de la piel o urticaria

Reacciones moderadas incluyen: irritación severa de la piel o urticaria, sibilancia, ritmos cardíacos anormales, presión sanguínea alta o baja, falta de aliento o dificultad para respirar.

Las reacciones severas incluyen: dificultad para respirar, paro cardíaco, hinchazón de la garganta u otras partes del cuerpo, convulsiones y presión sanguínea anormalmente baja.

  1. Nefropatía Inducida por Contraste

A los pacientes con función renal comprometida se les debe dar especial consideración antes de recibir materiales de contraste yodados por vena o arteria. Dichos pacientes están en riesgo de desarrollar la nefropatía inducida por contraste, en la cual se empeora el daño preexistente en el riñón.

Anestesia

La anestesia involucra el uso de anestésicos que causan pérdida o disminución de sensación en el cuerpo. Estas drogas se usan para ayudar a los pacientes a tolerar mejor los procedimientos médicos y quirúrgicos.
Los tipos de anestesia que existen actualmente se dividen en dos:

  • Local. Se bloquea la sensación del dolor en un área específica del cuerpo, el paciente no duerme; sin embargo, puede usarse en combinación con la administración de una medicación sedante para hacer que el paciente se sienta adormilado y más cómodo durante la intervención quirúrgica.

La anestesia local puede administrarse de manera tópica, aplicada a la superficie de la piel en forma de crema o con un parche adhesivo; epidural, aplicada por una inyección que provoca la pérdida de sensación al bloquear la transmisión de los nervios en o cerca de la columna vertebral, se usa para bloquear el movimiento de la cintura hasta los dedos de pies.

Por su parte, la anestesia espinal, involucra la inyección de una anestesia dentro del espacio lleno de fluido que rodea la médula espinal.

  • General. Los anestésicos generales causan estado de inconciencia en el paciente. Hay muchas diferentes medicaciones usadas en la anestesia, cada una con su propia potencia, efecto y duración.

La anestesia general se logra mediante la administración de gases por inhalación y el paciente no recordará haberse sometido a algún procedimiento médico. Cabe resaltar, que el paciente no respira por sí solo, se requiere de una máquina que se llama ventilador de anestesia.

Sedación

Los sedantes son medicaciones que alteran el estado de conciencia de un paciente para minimizar el dolor, ansiedad e incomodidad que pudiera causar el someter a una operación, y  puede o no recordar el procedimiento médico.

Existen dos niveles de sedación:

  • Mínima y moderada, donde el paciente se sentirá relajado y en algunos casos, puede estar despierto. A dicho nivel de sedación, el paciente responderá a estímulo verbal, podrá seguir las instrucciones del médico y respirar por sí mismo.
  • Sedación profunda, el paciente estará dormido hasta que la medicación pierda su efecto. La sedación profunda normalmente es administrada por un anestesiólogo o enfermera anestesista.

Procedimiento para toma de imágenes con anestesia

  • Debes informarle a tu médico cualquier medicación que te encuentres ingiriendo, así como  cualquier alergia que padezcas.
  • Es importante que compartas tu historia clínica con tu médico, para que determine el tipo y cantidad de anestesia que se debe usar.
  • Antes de que te realicen el procedimiento, es posible que se necesite hacer un análisis de sangre para determinar si el hígado y riñones están funcionando bien, así como si la coagulación sanguínea es normal.
  • En caso de ser mujer, debes informar al médico si estás embarazada o amamantando a tu bebé.
  • Es posible que se te indique no tomar ni beber nada por seis a ocho horas antes de un procedimiento de imágenes con anestesia o sedación.
  • Debes despojarte de tu  ropa, joyas, anteojos y cualquier objeto de metal y usar una bata durante el examen de rayos X.
  • Después de haber tomado sedantes o haberse administrado anestesia, tu memoria puede quedar afectada temporalmente.

*Por lo general, la anestesia y la sedación son seguras para la mayoría de los pacientes. A los pacientes se les vigilan cuidadosamente cuando reciben cualquier anestésico, inclusive la sedación.

Efectos secundarios, reacciones adversas y alérgicas

Cuando se administra anestesia por medio de una inyección, el paciente puede sentir adormecimiento u hormigueo por algunos días, y en la analgesia epidural, se puede llegar a experimentar dolor de cabeza.

Las complicaciones más comunes después en una anestesia general son: náusea, vómito, reacciones alérgicas menores, mareo, dolor de cabeza, dolor de garganta, cambios en la presión arterial y dolor. Pueden tratarse fácilmente con medicación.

Las complicaciones más graves que pudieran surgir son: reacciones alérgicas, derrames cerebrales y ataques al corazón.

Los pacientes más propensos a desarrollar problemas a causa de la anestesia son los que cuentan con:

  • Una historia de enfermedad cardíaca congénita
  • Reflujo esofageal – ácido y comida que regresan a la boca después del consumo
  • Enfermedad reactiva en las vías respiratorias
  • Presión intracraneal aumentada
  • Vías respiratorias anormales
  • Desórdenes de accesos
  • Problemas del corazón
  • Problemas en dormir

Embarazo

Antes de cualquier estudio con imágenes, las mujeres siempre deben informar a su médico, si están embarazadas, pues muchos de los exámenes con imágenes no pueden realizarse en ese estado.

Sólo en caso de ser muy necesario un procedimiento quirúrgico, la anestesia puede administrarse con cuidado especial para proteger tanto el feto como la madre.

Por su parte, las mujeres que están amamantando pueden recibir dosis normales de anestésicos locales sin afectar a su hijo, pero deben consultar su médico antes de tomar alguna medicación que podría pasarse al bebé al momento de amamantar.