01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

¿Qué es?

El alcoholismo es una enfermedad crónica producida por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, lo cual interfiere en la salud física, mental, social y/o familiar así como en las responsabilidades laborales. 

El alcoholismo consiste en un consumo excesivo de alcohol, de forma prolongada, con dependencia del mismo. 

Son útiles las siguientes definiciones: 

  • Deseo insaciable: el deseo o necesidad fuerte y compulsiva de beber alcohol.
  • Pérdida de control: la inhabilidad frecuente de parar de beber alcohol, una vez que la persona ha comenzado.
  • Dependencia física: la ocurrencia de síntomas después de abstinencia tales como vómitos, sudor, temblores, y ansiedad cuando se deja de beber después de un período de consumo de alcohol en grandes cantidades. Estos síntomas son usualmente aliviados cuando se vuelve a beber alcohol o se toma alguna otra droga sedante.
  • Tolerancia: la necesidad de aumentar la cantidad de alcohol ingerida para sentirse intoxicado.

¿A quién afecta?  

El alcoholismo afecta principalmente a: 

  • Adolescentes.
  • Adultos jóvenes.  

Nota: Es una enfermedad cosmopolita, afecta con más frecuencia a hombres que mujeres, sin importar el grupo de edad.

¿Cómo afecta? 

La dependencia al alcohol, dependiendo de su severidad, afecta como se enuncia a continuación: 

  • Hay dos tipos de dependencia en esta adicción: la física y la psicológica. La dependencia física se revela por sí misma, cuando se interrumpe la ingesta de alcohol, con síntomas muy claros como la tolerancia, cada vez mayor, al alcohol y enfermedades asociadas a su consumo.
  • El efecto directo del alcohol en el sistema nervioso son la depresión, como resultado de la disminución de la actividad; la ansiedad; tensión e inhibiciones. Incluso pequeños niveles de alcohol en la sangre disminuye la velocidad de los reflejos. La concentración y el juicio empiezan a deteriorarse.
  • En cantidades excesivas, el alcohol produce una intoxicación muy sui generis.
  • El alcohol también afecta a otros sistemas corporales. Puede aparecer una irritación del tracto gastrointestinal con erosiones en las paredes del estómago debidas a las náuseas y vómitos. Las vitaminas no se absorben bien, y esto ocasiona deficiencias nutricionales en alcohólicos crónicos. También ocasiona problemas en el hígado (cirrosis hepática).
  • El sistema cardiovascular se ve afectado por cardiopatías. También puede aparecer una alteración sexual causando una disfunción en la erección del pene en el hombre y una desaparición de la menstruación en la mujer. El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar problemas en el desarrollo del feto, produciendo el llamado síndrome fetal del alcohol.
  • El desarrollo de la dependencia del alcohol puede ocurrir en intervalos variables, siendo una enfermedad progresiva. Primero se desarrolla la tolerancia al alcohol. Esto ocurre en personas que son capaces de consumir una gran cantidad de alcohol antes de que se noten los efectos adversos.
  • Más tarde, aparece la falta del control de beber, y la persona afectada no puede permanecer sin beber, lo necesita para desarrollar su vida diaria.
  • El problema más serio de los alcohólicos son las complicaciones físicas y mentales. Algunas personas son capaces de conseguir un control sobre su dependencia en las fases tempranas, antes de la total pérdida del control.  

Signos y síntomas

El cuadro clínico es muy variado, dependiendo principalmente del grado de intoxicación o abstinencia. De modo general se enumeran los siguientes.

  • Tolerancia a los efectos del alcohol.
  • Necesidad diaria o frecuente de alcohol para su función diaria.
  • Pérdida de control, con incapacidad de interrumpir o reducir el consumo de alcohol.
  • Bebedor solitario.
  • Dar excusas para beber.
  • Episodios de pérdida de memoria asociados al consumo de alcohol (ausencias negras).
  • Episodios de violencia asociados al consumo de alcohol.
  • Deterioro en las relaciones sociales y familiares y en la responsabilidad laboral.
  • Ausentismo laboral.
  • Inexplicable mal genio.
  • Conducta que tiende a esconder el alcoholismo.
  • Hostilidad al hablar de la bebida.
  • Negarse a la ingesta de alimento.
  • Negar la apariencia física.
  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Calambres.
  • Entorpecimiento y temblores.
  • Enrojecimiento de la cara (especialmente en la nariz).
  • Confusión.
  • Temblores e incontroladas sacudidas del cuerpo.
  • Cansancio y agitación.
  • Insomnio.
  • Pérdida de apetito e intolerancia a toda la comida.
  • Confusión.
  • Alucinaciones.
  • Taquicardia.
  • Sudores.
  • Convulsiones.
  • Problemas en la lengua.
  • Lagrimeo.
  • Desvanecimiento. 

Causas 

No hay una causa definida del alcoholismo, pero hay factores que pueden jugar un papel en su desarrollo.

Es más probable el desencadenamiento de un alcoholismo en las personas con algún familiar en primer grado alcohólico que en otras que no lo tienen. No se conoce la etiología de forma específica, hasta el día de hoy, se considera como una entidad multifactorial.

Entre los factores psicológicos se incluyen: la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones personales, baja estima personal, etc.

Los factores sociales incluyen: la facilidad de consumo de alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol, estilos de vida estresantes, etc.

Información adicional

Se hace una historia del consumo crónico o excesivo del alcohol. La historia debe ser obtenida de la familia si la persona afectada es incapaz de contestar a las preguntas. Un examen médico hace posible la identificación de problemas físicos relacionados con el consumo de alcohol.

Un examen toxicológico del nivel de alcohol en la sangre confirma la reciente ingestión de alcohol (lo que no necesariamente confirma un alcoholismo).También se realizan pruebas de función hepática incluyendo ALT, AST, FA, GGT y FA que se encuentran anormalmente elevadas.

+Más información

Prevención 

Hasta que las causas primarias del alcoholismo sean descubiertas, el problema no puede ser prevenido. De todas formas, los programas educativos sobre el alcohol dirigido a los niños, adolescentes y sus familiares pueden ser de gran utilidad.

Los hábitos sociales correctos son fundamentales para la prevención de su abuso.

¿Qué hacer si hay sospechas? 

¿Cómo puede usted saber si usted o alguien cerca de usted tiene un problema de alcohol? El contestar las siguientes cuatro preguntas le podría ayudar a reconocer si existe un problema de alcohol. (Para ayudarle a recordar estas preguntas, recuerde que la primera letra de la palabra clave de cada una de las preguntas en inglés forma la palabra "CAGE.")  

  • ¿Ha pensado usted alguna vez que debe disminuir o cortar ("Cut") la cantidad de bebidas alcohólicas que usted toma?
  • ¿Le ha molestado ("Annoyed") la gente al criticar sus hábitos de beber alcohol?
  • ¿Se ha sentido usted alguna vez mal o culpable ("Guilty") debido a sus hábitos de consumo de alcohol?
  • ¿Ha tomado usted un trago o bebida alcohólica acabándose de despertar en la mañana para tranquilizar sus nervios, para abrir los ojos ("Eye opener"), o deshacerse de los efectos después de una borrachera ("hangover")?

El contestar "Sí" a una de estas preguntas sugiere la posibilidad de que existe un problema de alcohol. Si usted contestó que "Sí" a más de una de las preguntas es muy probable que exista un problema de alcohol. En cualquiera de estos casos, es importante que usted vea a un doctor(a) o enfermera(o) espacializado inmediatamente para que discuta sus contestaciones a estas preguntas. El (ella) puede ayudarle a determinar si usted tiene un problema relacionado a sus hábitos de consumo alcohol, y si usted tuviese un problema, esta persona le puede recomendar lo que debe hacer al respecto.  

Aunque usted haya contestado que "No" a todas las preguntas, usted debe buscar ayuda profesional si tiene problemas relacionados con el alcohol que afectan su trabajo, sus relaciones con otras personas, su salud o le causan problemas con la ley. Los efectos del abuso del alcohol pueden ser extremadamente serios, y pueden llegar a ser fatales para usted y para las personas a su alrededor.

Señas de que el alcohol es un problema 

  • Accidentes.
  • Ansiedad.
  • Desvanecimientos/pérdida de la memoria.
  • Problemas que han acabado con relaciones personales.
  • Depresión.
  • Recibir citaciones de manejo.
  • Insomnio.
  • Pérdida de la autoestima.
  • Falta de cuidado para con si mismo.
  • Desenvolvimiento ineficiente en el trabajo.
  • Faltas en el trabajo por causa de la resaca.
  • Temblor generalizado.
  • Problemas para alcanzar la erección.

Complicaciones: 

  • Pancreatitis aguda y crónica. Cardiomiopatía alcohólica.
  • Neuropatía alcohólica.
  • Varices esofágicas.
  • Daño cerebral.
  • Cirrosis hepática.
  • Complicaciones de la abstinencia alcohólica.
  • Depresión.
  • Disfunción eréctil.
  • Síndrome fetal alcohólico en los hijos de mujeres alcohólicas.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Insomnio.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Suicidio.
  • Síndrome de Wernicke-Korsakoff.

Atención en Médica Sur 

Especialidades:

  • Psicología.
  • Psiquiatría.
  • Neuropsiquiatría.
  • Psicoterapia.

Tratamientos recomendados

 Debe ser instituido por fases:

  • Reconocimiento del problema  

El tratamiento de las personas con una adicción al alcohol empieza por el reconocimiento del problema. El alcoholismo está asociado con la negación, lo que permite al paciente creer que no necesita tratamiento. La mayoría de las personas con una dependencia del alcohol acceden al tratamiento bajo presión de otros. Es muy rara la aceptación voluntaria de la necesidad de tratamiento. Es difícil conocer los mecanismos de defensa que han permitido seguir bebiendo a la persona con dependencia del alcohol y se requiere un enfrentamiento con la familia y personas allegadas.

Se debe convencer a la persona cuando está sobria, y no cuando está bebida o con resaca. Una vez que ha reconocido el problema, la abstinencia del alcohol es el único tratamiento. Además se pueden dar programas de soporte, rehabilitación, seguimiento etc. También suele ser necesario el tratamiento de la familia, porque el alcoholismo crea víctimas entre la gente allegada.

  • La desintoxicación

 La desintoxicación es la segunda fase del tratamiento. El alcohol es escondido bajo control. Se establece una supervisión. Se recetan tranquilizantes y sedantes para aliviar y controlar los efectos de la abstinencia.

La desintoxicación puede durar de 5 a 7 días. Es necesario el examen médico de otros problemas. Son frecuentes los problemas hepáticos y hematológicos. Debe seguirse una dieta con suplementos vitamínicos. Pueden aparecer complicaciones asociadas a los síntomas físicos agudos, como depresión y otros problemas que deben ser tratados.

  • Programas de rehabilitación

Los programas de rehabilitación están para ayudar a las personas afectadas, después de la desintoxicación, a mantenerse en la abstinencia de alcohol. Estos programas incluyen diversos consejos, soporte psicológico, cuidados de enfermería y cuidados médicos. La educación sobre la enfermedad del alcoholismo y sus efectos es parte de la terapia.  

  • Terapias de aversión / repugnancia  

También hay terapias de aversión / repugnancia en las que se utilizan drogas que interfieren en el metabolismo del alcohol y producen efectos muy desagradables, aún cuando se ingiera una pequeña cantidad de alcohol en las 2 semanas después del tratamiento. Esta terapia farmacológica no se utiliza en mujeres embarazadas ni en personas con otras enfermedades. Este tipo de terapia debe ser utilizada con consejos de soporte y su efectividad varía en cada caso.

Uno de los principales programas a nivel internacional con resultados aceptables es el programa de los 12 pasos de A.A. Alcohólicos Anónimos es un grupo de ayuda en la reconversión de alcohólicos que ofrece ayuda emocional y afectiva, bajo un modelo de abstinencia, a la gente que se está rehabilitando de la dependencia del alcohol. Hay más de un millón de socios en todo el mundo.

Más sobre el tema

 Los siguientes recursos le pueden dar información adicional y actualizada sobre alcoholismo: 

  • Oficina Principal de Grupos de Familia Al-Anon
    (Al-Anon Family Group Headquarters) 
  • Servicios Mundiales de Alcohólicos Anónimos (AA)
    (Alcoholics Anonymous [AA] World Services) 
  • Instituto Nacional en Abuso de Alcohol y Alcoholismo
    (National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism)

Recomendaciones 

Si su médico determina que usted no es dependiente del alcohol, pero sí determina que usted exhibe un patrón de abuso de alcohol, él(ella) puede ayudarle a:  

  • Examinar los beneficios de dejar un patrón de beber alcohol poco saludable.
  • Establecer su meta o límite de consumo de alcohol. Algunas personas seleccionan abstenerse de tomar alcohol, mientras que otras prefieren limitar la cantidad de alcohol que beben.
  • Examinar las situaciones y sentimientos que promueven su patrón de consumo de bebidas alcohólicas que es poco saludable.
  • Desarrollar estrategias para que pueda mantener su meta de controlar la cantidad de alcohol que consume.  

Muchas personas que han parado de beber después de haber experimentado problemas relacionados con el alcohol deciden asistir a las reuniones de AA para obtener información y apoyo, a pesar de que no han sido diagnosticadas como alcohólicas.