01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

Ir a CheckUp-Maxi

Saber sobre una Enfermedad:

Síndrome de Piernas Inquietas

¿Qué es? 

Es un trastorno caracterizado por un deseo casi irresistible de mover las piernas con una sensación desagradable, que empeora con el reposo y frecuentemente interfiere con el dormir.

¿A quién afecta?

El Síndrome de Piernas Inquietas puede afectar a todas las personas. Los estudios epidemiológicos demuestran que su presencia se incrementa con el envejecimiento.

También puede presentarse en miembros de la misma familia. Algunos padecimientos y medicamentos lo pueden provocar.

¿Cómo afecta?

Quien sufre el Síndrome de Piernas Inquietas, presenta sensaciones que le generan el deseo de mover las extremidades, lo que le dificulta el conciliar el dormir y despierta a quien ya lo ha logrado. Algunas personas eligen moverse para aliviar la molestia, mientras que otros se sienten obligado a moverse y casi no puede resistirse (como un tic). Esto provoca diversos trastornos en el dormir y con sus consecuencias. Generalmente su evolución es crónica.

Signos y Síntomas

  • Sensación desagradable con deseo casi irresistible de mover las piernas.
  • Inquietud motora.
  • Los síntomas empeoran con el reposo y mejoran parcialmente con la actividad.
  • Los síntomas empeoran en la tarde/noche.
  • Es descrita como reptante, que se arrastra o pica, como gusanos moviéndose bajo la piel, como un dolor, quemante o agua corriendo en la piel.
  • A veces es indescriptible.
  • Los síntomas típicamente tienen su pico entre la medianoche y las 4 AM.

Causas

Puede tener un origen genético y presentarse en familias, también reasocia a otras causas como la anemia por falta de fierro, la insuficiencia renal, el embarazo, lesiones neurológicas o por efectos de algunos medicamentos. También se le ha asociado a la diabetes, la enfermedad de Parkinson y a la artritis reumatoide.

Información adicional

El Síndrome de Piernas Inquietas es un trastorno neurológico de  movimiento, en el cual la localización de la lesión es desconocida, aunque alguna evidencia apunta anormalidades en la médula espinal. Genera incomodidad, trastornos en el dormir y somnolencia excesiva diurna, así como sensaciones desagradables e inquietud motora. Es precipitada por inactividad; mejora con actividad y empeora en la tarde/noche.

El Síndrome de Piernas Inquietas es común, tratable, y subdiagnosticado, La causa real es frecuentemente desconocida. El diagnóstico se hace por historia. El tratamiento es principalmente farmacológico.

Prevención

  • Vigile su alimentación para que no falte hierro
  • Discuta con su médico si los medicamentos que le prescribe pueden ocasionar Síndrome de piernas inquietas
  • Si tiene diabetes mellitus siga un estilo de vida saludable y siga las indicaciones de su médico, así protegerá sus riñones

¿Qué hacer si hay sospechas?

Se debe hacer  una historia clínica con examen físico y solicitar pruebas de laboratorio que incluyen determinación de ferritina sérica, la búsqueda de uremia y diabetes. En raros casos, se puede solicitar una evaluación en el laboratorio de sueño.

Atención en Médica Sur

En Médica Sur se encuentra el único centro en México para trastornos del dormir con personal multidisciplinario que cuenta con especialista con título revalidado en esta especialidad. Acuda con nosotros y recibirá un diagnóstico oportuno y ético para resolver su problema. /p>

Más sobre del tema

No existen libros en español sobre el tema, pero existe uno en ingles (Sleep Thief,  Virginia Wilson. Galaxy Books, 1996). Así como un sitio de internet en inglés: em>Restless Legs Syndrome Foundation (RLSF): www.RLS.org.

Recomendaciones

Si usted escucha que alguien refiere datos compatibles con el Síndrome de Piernas Inquietas apoye y valide estas sensaciones. Llévelo a diagnóstico y tratamiento, donde deberán de reconsiderar el uso de medicamentos que se sabe, exacerban el síntoma. /p>

Es posible que ayuden a algunos pacientes los baños calientes, retrasar hora de dormir/despertar, el ejercicio, evitar alcohol y la nicotina.  /p>

Su médico tiene varias opciones de medicamentos como serían los dopaminérgicos, las benzodiazepinas, los opioides, los anticonvulsivantes, entre otros.