01800 999 URGE (8743)

01800 999 URGE (8743)

¿Qué es la conjuntiva?

La conjuntiva es la mucosa delgada y transparente que cubre la superficie posterior de los párpados (conjuntiva palpebral) y la superficie anterior de la esclerótica (conjuntiva bulbar). Se continúa con la piel en el margen palpebral (unión mucocutánea) y con el epitelio de la córnea en el limbo.

¿Qué es la conjuntivitis?

Es la inflamación de la conjuntiva y es la enfermedad más común del globo ocular en el hemisferio occidental.

Varía en intensidad desde un leve enrojecimiento con lagrimeo hasta un padecimiento grave.

m

¿Cuáles son las causas más comunes de conjuntivitis?

Las causas más comunes de conjuntivitis son:

  • Infección viral.
  • Infección bacteriana.
  • Infección por hongos.
  • Infección por parásitos.
  • Irritación por sustancias químicas, o por viento, polvo, humo y otros tipos de contaminantes del aire o sustancias químicas caseras.
  • Alergias causadas por cosméticos, polen u otros alérgenos.
  • Obstrucción parcial del saco lagrimal.
  • Luz intensa de un arco de soldadura, lámparas solares ultravioletas y el reflejo de la nieve
  • Etiología desconocida.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas son variables de acuerdo al tipo de conjuntivitis que tenga cada persona, sin embargo, los síntomas más importantes que se pueden mencionar son:

  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Prurito o comezón.
  • Ardor.
  • Sensación de plenitud alrededor de los ojos.
  • Intolerancia a la luz.
  • Dolor cuando se afecta la córnea.

¿En qué consiste el tratamiento?

Dependerá de la causa de la conjuntivitis y el cuadro clínico de cada paciente. Muy frecuentemente se requiere el uso de antibióticos, antiinflamatorios, lubricantes oculares, así como los cuidados higiénicos de cada individuo o bien mantenerse alejado del agente causal en el caso de conjuntivitis alérgicas.

El paciente requiere acudir con su oftalmólogo ya que existen formas infecciosas graves que requieren controles muy estrictos de tratamiento y estudios especializados.

¿Cuáles son las complicaciones?

Sin tratamiento, la conjuntivitis puede extenderse, dañar la córnea del ojo en forma permanente y deteriorar la visión.